Galería

Comillas: esas perras mentirosas

Cuando veo una palabra o una frase entrecomillada inmediatamente desconfío. Siento como que me cierra el ojo mientras dice: “Sí me cachó, ¿verdá? Usté y yo nos entendemos”.

¿A ustedes les pasa lo mismo? ¿Perciben la hipocresía que las malditas encierran? ¿Los timos? ¿Los insultos velados? ¿Las falacias rampantes? ¿No?

Estoy segura de que estas imágenes les harán cambiar de parecer, que se convencerán del trabajo maligno que ejercen las comillas y que, igual que yo, optarán por desterrarlas para siempre de su escritura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comentarios el “Comillas: esas perras mentirosas

  1. todo es esquivo entrecomillado, la disculpa para no hablar de verdad cuando se hace el gesto ortográfico con los dedos en el aire. dan ganas de no usarlas nunca más, sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s