El tramposo germen

Ayer que prendí el radio me topé con una cosa rara: en Horizonte (107.9 FM) estaban dando un Diplomado en Género y Política. El primer módulo fue dictado por Clara Scherer y trató de la importancia de la participación femenina en la vida pública, problematizó el acceso que las mujeres tienen a la participación política y habló del carácter predominantemente masculino de los derechos y obligaciones civiles.

Al principio me pareció muy retro. ¿Tomar un diplomado por radio? Me sonó a hacer uno de esos cursos de repostería o bordado de la radio de los años veinte. Pero hoy me parece una buena idea y creo que Sor Juana tuvo que ver en mi cambio de opinión.

Me explico: a Sor Juana sólo le he leído algunos sonetos y fragmentos de su Primero Sueño, pero desde hace meses bajé su Respuesta a Sor Filotea de la Cruz de descargacultura.unam.mx y no había podido escucharla hasta hoy. Me emocionó muchísimo. Tal vez haya quien me critique por decir esto, pero me conecto mucho más con la Sor Juana prosista que con la poeta. Su Respuesta va de la apología al ensayo y de ahí a la confesión con la misma agilidad mental que sueño tener algún día. Es una exaltación de la feminidad, un recuento de las mujeres doctas de las que Sor Juana tuvo noticia, una defensa del derecho que tiene cualquier mujer a cultivar su mente.

Después de escuchar la Respuesta corrí a descargar el texto y a desempolvar Las trampas de la fe de Octavio Paz. Me entusiasmé al conocer las circunstancias bajo las cuales Sor Juana escribió esta carta. Me gustó encontrar un punto en común entre su escritura y la mía: ambas hacemos una relación entre la cabellera femenina y el conocimiento. Sor Juana cuenta que como castigo por no saber todo lo que se proponía en un determinado tiempo se cortaba el pelo y yo escribí un texto que publicó la revista El Perro donde la protagonista equipara su pérdida de cabello con el agotamiento del tiempo para aprender más cosas.

Definitivamente el germen de la reflexión y de la creación está en todos lados. Pero es tramposo y se esconde. Hoy vino en forma de mp3. A ver mañana en dónde lo encuentro.

Anuncios